El cacao: de los mayas y aztecas al mundo europeo

Las propiedades terapéuticas y nutricionales del cacao han estado a la vanguardia del conocimiento humano desde la antigüedad mas remota.

Antes de la llegada de los españoles a México, la creencia general era que todos los males y enfermedades de la vida eran ocasionados por fuerzas sobrenaturales.

Para los mayas era Xibalba, y ya en El libro de Chilam Balam o en El ritual de los Bacabes, podemos encontrar rituales que involucraban remedios botánicos que contenían cacao.

Un ejemplo es el chacah, una bebida de cacao que incluía miel de abeja, chile y jugo de tabaco.

Por otro lado, las prácticas de curación de los aztecas no estaban dominadas por un enfoque religioso.

Los aztecas llevaban mucho tiempo cultivando plantas con propósito medicinal en jardines botánicos, y su conocimiento superior de química vegetal y productos farmacéuticos impresionó a los españoles cuando llegaron al nuevo mundo.

¿Sabía que uno de los proyectos botánicos más ambiciosos de esa época fue Huaxtepec?

Huaxtepex es lo que hoy conocemos como Oaxtepec, en Morelos, y en ese entonces era un enorme centro botánico donde llegaban plantas y árboles medicinales de todo el reino.

Fue Moctezuma I, rey de Tenochtitlán, quien ordenó que se integrara el árbol de cacao.

Y no mucho después de eso, intrigados por los remedios nativos los europeos iniciaron con el envío de plantas y árboles a España con el propósito de explotar sus aplicaciones medicinales.

¿Sabía que?

La primer descripción científica del cacao la encontramos en el libro de Francisco Hernández, médico real de la corte de Felipe II, Historia de las Plantas de la Nueva España, en 1577.

A mediados de los 1500, los españoles adoptaron y modificaron con entusiasmo las fórmulas de los nativos y a principios del siglo XX, el cacao fue introducido al resto del mundo, que lo recibió con los brazos abiertos.

No tardaron en adaptarlo a los paladares europeos y mas pronto que tarde el cacao era diluido en azúcares y leche, convirtiéndose en un alimento menos sano.

Curiosamente, hoy los científicos de la nutrición se esfuerzan por descifrar la complejidad dentro de esa decadente y deliciosa botana que conocemos como chocolate.

Décadas de investigación rigurosa les ha permitido redescubrir los compuestos químicos del cacao que proveen valor nutrimental y terapéutico, validando científicamente esa sabiduría milenaria.

Y Cacao&Health® la pone a su disposición, integre un consumo sano de los polifenoles del cacao en su vida diaria y permita que el bienestar total sea parte de su vida.

Fuente
Meredith L. Dreiss and Sharon Edgar Greenhill. (2008). / Chocolate Pathway to the Gods. / USA: The University of Arizona Press.

WhatsApp chat